Equipamiento profesional para diagnostico y servicio del automotor.
Contactenos

En la década del 50, comienza a instalarse en Argentina una tendencia industrializadora, con el arribo de fábricas de automotores.
El desarrollo de la industria automotriz, acelera la creación de otras industrias paralelas. El servicio para los automóviles comienza a tomar relevancia.

En estas circunstancias, nace TELME, bajo la conducción de un visionario, como lo fue su fundador Juan Pretto.
Con el aval, que significó la homologación de su equipamiento por las fábricas terminales de automóviles, lanza su línea para análisis, control y ajuste de automotores.
Una gran aceptación acompañó el lanzamiento de nuevos equipos, con tecnología acorde a lo dictado por la industria europea de la especialidad, pero de desarrollo totalmente nacional.

Ya en los años 60, el culto por la calidad de sus equipos, permitió que la frase de cabecera fuera "TELME, CALIDAD POR CONOCIDA, INDISCUTIDA".
Desde los talleres de mayor envergadura como los del Automóvil Club Argentino, Concesionarias de Fábricas Automotrices, Talleres especializados, reparticiones con flota propia de automotores como las fuerzas armadas, correo, etc., hasta los más pequeños, nos siguen acompañando con fidelidad y respaldados en la seguridad que les brindan los equipos TELME.

En los años 70 el mercado latinoamericano fue la meta, y es así que desde Méjico hasta Chile, pasando por todos los restantes países, contaron con equipamiento TELME.
El requerimiento de espacio, se cubre con la ampliación de la Planta Industrial, ubicada en Villa Maipú, del Partido de General San Martín de la provincia de Buenos Aires.

La tecnología de avanzada que va incorporándose a los automotores, con la irrupción de la informática, hace que deban desarrollarse equipamientos que acompañen las nuevas exigencias del mercado, a lo que TELME responde, con una constante renovación de sus equipos.
La red de servicio post-venta para los equipos, que abarca a todo el país, es actualizada, con las más modernas tecnologias en la materia, lo que permite tener una adecuada atención de la amplia gama de equipos TELME, que utilizan los especialistas en el tema de automotor.

Las "Consolas para Diagnóstico", centros computarizados, que permitían, una revisión completa del motor de los automóviles, fueron una herramienta que en aquellos momentos, posibilitó a los cada vez más tecnificados talleres de servicio para el automotor, dar una respuesta eficaz a sus clientes.
La creciente necesidad de maximizar la utilización de los espacios, y la posibilidad de eliminar la peligrosa y costosa "fosa", en los talleres de servicio para el automotor, hace que TELME, lance su línea de elevadores de autos de dos y cuatro columnas, con una aceptación por demás exitosa de los usuarios.

En los años 80, se incorporan nuevas necesidades en el mercado automotriz, en el rubro de chapa y pintura, con la tecnología de pintura bicapa.
Nuevamente TELME, se hace presente, y lanza su línea de Cabinas-Horno presurizadas, para pintado y secado de automotores, con las que se equipan gran parte de las concesionarias de fábricas automotrices, y talleres que mantienen la vanguardia en servicio.
Hay una revigorización continua en el equipamiento tradicional; siguiendo la evolución de los automóviles con sistemas de inyección y la necesidad cada vez más expuesta de la preservación del medio ambiente.

Es así que se incorpora la tecnología de sistemas infrarrojos, en el control de gases de escape, lo que permite un control más preciso sobre los motores, para evitar la polución.
Nuevamente, la necesidad de espacio, genera la ampliación del edifico fabril, para permitir una tecnología de fabricación, acorde con los dictados que mundialmente rigen en la materia.
Siempre a la vangurdia en avances tecnológicos, no sorprende a TELME, la irrupción de Tecnología de avanzada en los años 90.

Si bien, las condiciones para los fabricantes nacionales, eran realmente desfavorables, se siguió avanzando, y en conjunto con una prestigiosa firma francesa, se equiparon numerosas Plantas de Verificación Técnica de Automotores.
Dentro del marco país mencionado, igualmente no se detiene la actualización tecnológica de los equipos y el desarrollo de nuevos emprendimientos .
En este último contexto, se lanzaron al mercado, alineadoras de dirección y balanceadores de ruedas, completando de esta forma la línea para servicio automotores, siempre con aplicación de la última tecnología imperante en el mundo.

Y en medio de la mayor crisis económica, sufrida por Argentina, entrando ya en los años 2000, TELME, fiel a su liderazgo en el mercado, lanza su línea de elevadores de autos de Tipo Tijera.
En nuestra Planta Industrial de más de 6.000 m2, contamos con la infraestructura necesaria para ofrecer los últimos adelantos en materia industrial, lo que nos coloca en un primer plano, en cuanto a seguridad, calidad y costo, en el equipamiento que ofrecemos.

Nuestros departamentos de Ingenieria y desarrollo de equipos y nuevas tecnologías cuentan con los ingenieros y técnicos de TELME, que se actualizan continuamente, y mejoran los equipos, atentos a las nuevas necesidades y adelantos tecnológicos, para dar respuesta adecuada, a un mercado, que como el mundo, está en continua evolución.

Volver